Aprender

Aprender Melettea

Después de un tiempo,

uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma.
Y uno aprende
que el amor no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender…
que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas.
Y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos.
Y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana
es demasiado inseguro para planes…
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
Y después de un tiempo
uno aprende que, si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.
Y uno aprende que realmente puede aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende…
y con cada adiós uno aprende.

Y uno aprende. Jorge Luis Borges

📷 Fotografía: Borja Mora (@mdeborja_)

Acerca de Borja Mora

Madrileño sin pueblo. Eterno viajero sin destino y curioso constante es busca de porqués. Me decante por la publicidad para poder entender mejor como funciona esto a lo que llaman Mundo. Aprendo y disfruto de toda expresión de creatividad y arte. Mi trabajo está en continuo movimiento, con una investigación constante y un aprendizaje diario en la que busco un amplio conocimiento es muchos campos. Gusto por la experimentación y la improvisación, aunque también hacer referencia hacia a aquellas cosas que me inspiran desde lo interior hasta lo cotidiano.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.