Yo elegí no elegir la vida

Elige la vida. Elige un empleo.
Elige una carrera. Elige una familia.
Elige un televisor grande que te cagas.
Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos.
Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales.
Elige pagar hipotecas a interés fijo.
Elige un piso piloto. Elige a tus amigos.
Elige ropa deportiva y maletas a juego.
Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos.
Elige el bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana.
Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura.
Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte.
Elige tu futuro. Elige la vida.
Pero, ¿por qué iba yo a querer hacer algo así?
Yo elegí no elegir la vida.
Yo elegí otra cosa. ¿Y las razones?
No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?

Trainspotting (Danny Boyle)

Fotografía: Borja Mora @mdeeborja

Acerca de Borja Mora

Madrileño sin pueblo. Eterno viajero sin destino y curioso constante es busca de porqués. Me decante por la publicidad para poder entender mejor como funciona esto a lo que llaman Mundo. Aprendo y disfruto de toda expresión de creatividad y arte. Mi trabajo está en continuo movimiento, con una investigación constante y un aprendizaje diario en la que busco un amplio conocimiento es muchos campos. Gusto por la experimentación y la improvisación, aunque también hacer referencia hacia a aquellas cosas que me inspiran desde lo interior hasta lo cotidiano.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.