Sito Recuero: “Trato de conseguir que haya una historia detrás de cada imagen”

 

Sito Recuero es un joven artista  que ya ha dejado dos exposiciones en el camino, “Los lutos de Eva”, su primera exposición en el año 2009 y “Oltremare” oliendo a nuevo todavía. En esta última, el artista ha realizado un trabajo de ilustración con mezcla de técnicas tradicionales y digitales. “Siempre he pensado que la creatividad nos hace demostrar a los demás sentimientos o inquietudes de un mundo interior inexplorado, esa misma sensación que sucede cuando escuchas una canción que te alucina por primera vez o experimentas esa emoción con el final de ese libro que no puedes parar de leer”.  Hablamos con este Vallisoletano, cuyas ilustraciones no dejan a nadie indiferente, para reflexionar sobre ilustración, diseño y creatividad.

 

Ilustración y diseño, ¿un trabajo o una pasión?

El ideal es que esos dos términos vayan de la mano y sean como un matrimonio, con sus discusiones y sus problemas pero que si se separan se echan mucho de menos. La pasión hace que el trabajo se vuelva brillante y el trabajo motiva a que aflore aún más ese amor por esta profesión. Aunque si tuviese que elegir uno creo que, en mi caso, sería pasión, sin duda.

 

La sociedad nos ha adoctrinado para buscar nuestro bienestar fuera de nosotros mismos. La gran mayoría de nosotros nos limitamos a sobrevivir, trabajamos, consumimos… Pero en general, no sabemos para qué vivimos. ¿Encontrar una pasión y hacer de ella tu oficio es encontrar el bienestar dentro de nosotros mismos? 

No te voy a negar que de esa forma tu bienestar y tu satisfacción personal pueda llegar a ser bastante positiva, ya que haces algo que te encanta y encima vives de ello, pero ni mucho menos eso hace que tu vida ahora tenga más sentido. Tratamos muchas veces de imponernos lo que nos encanta hacer o nuestras profesiones como meta personal y eso puede llegar a ser frustrante… ¿te gusta lo que haces? apuesta por ello, peléalo y sobretodo eso, quiérelo. Habrá épocas buenas y malas, pero tomémoslo como eso, una de las muchas cosas que nos hace disfrutar de la vida.

 

Tu carrera profesional ha estado y está muy vinculada con el teatro, “Aldan Company”, “Teatro del Arte”, “Microteatro”… ¿Cómo se conecta la ilustración con el teatro? 

Es algo que en principio no tendría por qué tener conexión o por lo menos yo no la encontraba, pero la verdad que siempre me pareció un mundo tan inspirador, con tantas caras y posibilidades que al final está claro, lo que conecta es la creatividad y la manera de aplicarla. Hace poco leí el libro de una mujer que me tiene fascinado desde que tengo quince años: Amanda Palmer, es una ARTISTA cuya trayectoria ha venido marcada por proyectos musicales (que a su vez me han marcado a mi) como ‘The Dresden Dolls’, ‘Evelyn Evelyn’ o ella misma en solitario, su libro se llama ‘El arte de pedir’ y sale al mercado a partir de una conferencia en el portal ‘TED’ que habla (entre otras muchas interesantes cosas) de cómo precisamente su carrera artística comenzó siendo estatua humana en una plaza de Boston, aparte de la música la creatividad aflora de muchas formas, en mi caso por ejemplo disfruto en los procesos de creación de un espectáculo o un proyecto. Ver como de una idea sale un teatro entero disfrutando del trabajo que tantas horas te ha ocupado y comprobarlo ahí, en directo… eso es mágico, precisamente porque estás compartiéndolo con mucha gente que tiene ganas e interés por apreciarlo.

Además tengo la posibilidad gracias en este caso a ‘Aldan Company’ de vivir partes muy distintas, no sólo el diseño o los apartados gráficos, sino que estoy presente en la mayoría de la producción, y a mí que soy un poco acaparador y entusiasta me encanta ver cómo se cocina todo.

 

En tu última exposición Oltremare, expresabas a través de distintos personajes un viaje alrededor del mundo para reflejar otras culturas, ¿qué aportaría este tipo de viaje real a un ilustrador y diseñador? 

Pienso que algo fundamental para crear, es ver. Conocer y observar bien nuestro entorno para descubrir todo lo que nos rodea es un porcentaje muy avanzado para que luego salgan cosas geniales, porque conectas conceptos, porque entiendes más formas, en definitiva porque aprendes. Una de las mejores maneras para enriquecer eso, es precisamente viajar.

‘Oltremare’ aportaría una riqueza cultural y supongo que personal enorme a alguien que se dedique a esto. A mi por lo menos sería un viaje al que me sumaría ya mismo.

 

¿Cuál es tu opinión respecto al acceso a la cultura en nuestro país? 

Hay un problema, pero a veces me sorprendo pensando en si esto viene dado por el acceso a la cultura, o por el interés hacia la misma. Es una discusión que me surge bastante, porque, seamos sinceros, oferta cultural hay: somos un país con artistas geniales, directores de cine premiados internacionalmente, escritores que te hacen olvidarte del mundo, actores que llenan teatros cada día… y así una larga lista. Entonces, no me cuadra ¿le hacemos el suficiente caso? ¿o es que nos lo ponen difícil y por ello no le prestamos atención? Puede que sea un mix de ambas, el caso es que es algo que sí que me preocupa creo que cada día más.

 

En otra entrevista que realizaste en la publicación Madriz decías que en el colegio, cuando te aburrías, dibujabas, ¿deberíamos dibujar en el colegio solo cuando nos aburrimos?, ¿se debería fomentar más una educación que estimule la creatividad?

Se debería fomentar muchísimo más. La etapa escolar puede llegar a ser muy poco motivadora para muchos niños. En mi caso por ejemplo lo fue, nunca fui un estudiante a destacar en esa época y yo creo que era porque no había encontrado lo que de verdad me interesaba. Aunque evidentemente las matemáticas o la química son importantes, considero que otras disciplinas como el dibujo, el diseño y la creatividad que pasa a un segundo plano, así como el fomento del deporte o la música que se tienen como materias “María” (no sé si aún se llamarán así) o muy sencillas de aprobar, les resta un valor que para mí es un error tremendo y un retraso cultural. Imagina mi sensación cuando fui admitido en la Escuela de Arte y vi que lo que antes se llamaba “plástica” ahora era un abanico de muchas posibilidades, un absoluto despertar.

 

¿Cómo ha evolucionado tu trabajo desde los primeros trazos?

Mucho. A veces saco carpetas que encuentro de diez años atrás y me encanta ver como el estilo, que considero que siempre ha estado ahí, ha cambiado, viendo además que ha sido para bien. Me siento a gusto con lo que hago ahora y apuesto mucho por ello así que estoy feliz por eso y por haber notado esa evolución que no tengo intención de parar.

 

La verticalidad es bastante común en tus dibujos, ¿qué logras transmitir con ella? ¿te inspiras en algún artista? 

Supongo que por medio de muchos trabajos al final lo que intento conseguir es un método de comunicación. Hay ilustraciones que te están diciendo exactamente algo que o bien puedes estar sintiendo, o bien has vivido, o que quizás simplemente adoras (también pasa con otras disciplinas como la cocina). Yo creo que algo que a todos nos gusta es que nuestro trabajo sea valorado, a mi cuando viene alguien y me habla sobre mis propias ilustraciones incluso me dan las gracias… aparte de que esa gratitud me hace sentir de maravilla, pienso, ok objetivo cumplido, lo que intento vender y lo que la gente recibe está conectando, voy bien. Y eso es lo más importante.

La inspiración en otros artistas es fundamental, igual que hablábamos de viajar, otro punto esencial es conocer el trabajo de tus compañeros, y yo me inspiro no sólo en pintores o ilustradores, sino también en músicos, escritores… Por ejemplo, mi amigo David Areces (escritor de teatro) y yo, hemos comenzado un proyecto para la revista de teatro de la red ‘Smedia’ que se llamará ‘Casting’, cada mes él escribirá una historia sobre un personaje diferente que me inspirará a mi para acompañarlo con una ilustración. Me motiva muchísimo hacer esa conexión y sacar algo bonito de esas uniones.

 

¿Qué inspira a Sito Recuero?

Hay días que me inspira una canción, otros días que lo hace una fotografía o alguna arquitectura, otros una persona que veo por la calle y hay otros que no inspira nada y que lo mejor que puedes hacer es irte a tomar una cerveza o al cine porque no es el día. Suena a artista intenso y atormentado, siempre he huido un poco de eso, pero es real, si no es el día no es el día, la gente que tengo al lado suelen sufrirlo bastante desafortunadamente, pero les intento compensar así que pago yo las cervezas.

 

¿Qué importancia tiene el storytelling en tus trabajos?

En mi caso parece ser que tiene bastante importancia, trato de conseguir que haya una historia detrás de cada imagen, quizás en ocasiones no sea así, pero por norma general sí. Y considero que esto hace que dichas gráficas tengan por así decirlo “alma”.

Suelo utilizar un tema universal la mayoría de las veces: el amor y el romanticismo en muchas variantes, ¿por qué? porque me parece evocador, bonito y además creo que es necesario.

 

Te gusta utilizar diferentes técnicas para que el resultado sea mucho mejor, dibujar a mano y colorear con el ordenador por ejemplo, ¿qué aportaciones ha ofrecido la tecnología en tu sector? 

El soporte digital ha aportado según mi criterio, no en mí sólo sino en muchos artistas, un mayor nivel. Comencé a estudiar ilustración digital con muchas dudas, no sólo del medio sino de mi habilidad para manejarlo, este miedo se me pasó al momento de ponerme a trastear con la pantalla, es tan amplia la aplicación que puedes hacer con tu obra que lo único que a lo que te enfrentas es a una suma de capacidades (siempre y cuando tengas claro a donde quieres llegar evidentemente, pero eso es como todo).

Soy muy defensor del papel y el lápiz y sigo haciéndolo cada día, eso también debo decirlo.

 

 Corren buenos tiempos para la ilustración, numerosas marcas se han dado cuenta del valor que puede aportar a la creatividad este tipo de arte, ilustradores como Moderna de Pueblo con FNAC o Sara  Herranz con Heineken ¿Qué opinión tienes tú al respecto? ¿Te gustaría colaborar con alguna marca?

Es cierto, estamos en un momento en el que el sector comercial y sobretodo publicitario apuesta mucho por los ilustradores, y a mí, que me encanta la publicidad y soy un ‘friki’ importante mirando nuevas campañas, o viendo quién se lleva el oro cada año en los festivales, la verdad que me gusta muchísimo ver que adquiere un protagonismo.

A mí me parece estupendo, ofrece la idea de acercar algo bueno al público y la difusión siempre que se trate como se debe es la mejor. Por ejemplo, Moderna de Pueblo me parece brillante… me río tanto y yo creo que nos hemos sentido tan identificados con sus trabajos que el éxito es lógico, tuve la oportunidad de conocerles en el ‘Expocomic’ de este año y me parecieron tan geniales, humildes y además hacen un trabajo tan fresco que, ¡me compré hasta el Belén de Navidad que ha decorado este año mi casa!

 

¿Se puede vivir de la ilustración? ¿Qué consejo darías a aquellos que están empezando a caminar en este mundo?

En otra ocasión dije que es posible, aunque vivir de ello a veces sea complicado y haya mil factores en contra, pero que puedes vivir con ello. Es más difícil aceptarlo pero me parece bonito poder decir que te encanta dibujar y crear, que lo haces porque te sale, incondicionalmente de si ganas dinero o no.

Esta historia es cierta. La primera vez que me pagaron por una ilustración, me sentí mal, me costaba aceptar que a alguien le había gustado tanto como para darme dinero por ello, es como si me hubiese aprovechado de que con lo que yo disfruto y lo que para mí es un método de aislamiento casi con el mundo real y desahogo en algunas ocasiones, tuviese beneficios. Entiendo ahora que no creo que haya que esperar obtener un beneficio inmediato y que la mejor inversión es dedicarle el tiempo que quieres y que necesitas para que tú y tus trabajos sigan creciendo. En mi caso diré que no he conseguido ver todo esto por mi mismo casi nunca y que gracias siempre al apoyo de mi familia y especialmente de mis padres que nunca han dudado de lo que podía hacer, he continuado con ello. Lo mejor es apoyarse y regocijarse en la gente que confía en ti y te quiere, para que tú también lo hagas.

 

Si queréis conocer más información sobre este artista podéis visitar su página web www.sitorecuero.com y seguir sus huellas en Instagram @sitorecuero

 

 

 

 

Acerca de Lucía Barba

Madrileña inquieta. Curiosa por naturaleza y optimista por definición. Apasionada de la vida y de todas las cosas que le ponen los pelos de punta. Hablando por los codos la escucharás unos gramos de “sabes” y un kilo de “porqués”. Fan de las personas y las marcas. Eligió la publicidad como el viaje que le permitiría estudiar a las personas. Le encanta agitar las cosas, darles la vuelta, cambiarlas, descomponerlas y volverlas a componer. De ahí Melettea, un baúl abierto y volátil con destino la inspiración, donde poder volcar su curiosidad y agitar más de un pensamiento.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. It seems to me healthy, he suggests the idea of bringing something good for the public and spreading when they are treated, because it should be the best.

  2. That is really intersting for me to have found the site that is the very thing for me.

  3. Wonderful to study this. The quality method to decorate your studying capabilities is to observe. Well, I’m a creator. I’ve written an editorial about studying. Refer the dissertation writing company for greater information about analyzing. Thank you lots for sharing the ones awesome assets for studying. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.