Tal vez

Tal vez la vida sea una transmisión en diferido, ese vaivén de estaciones interiores que oscilan tambaleantes entre frías o cálidas. Tal vez, la vida sea ese momento inconcreto, pasado o futuro. Ese nunca que no existe cuando llega, o esa negación aprobada en su propia existencia.

Tal vez la vida sea ese vacío que colma el vaso, esa tranquilidad devastada que empapa el conocimiento, ese beso lejano a lo cotidiano que también nos forma.

Tal vez la vida sea hacer la cama todas las mañanas para deshacerla por las noches, terminar la maleta para volver a casa.

Tal vez la vida sea ese sueño antes de que suene el despertador, ese libro que nunca terminamos o el tren que no cogimos a tiempo.

Tal vez la vida sea la carta escrita que no llegó al buzón y se quedó en sugerencias, la copa que nos bebimos sin ganas, el instante que no dura un pestañeo. Quizá sea bailar hasta ser invisible para ti mismo.

Tal vez sea el bostezo que se pega, un domingo sin salir de casa o el silencio que declara ante nadie más que mil palabras.

Tal vez, y solo tal vez, la vida sea ese monumento a la incoherencia, el lleno existencial, o el ahora, que es ¿cuándo?

 

 

Acerca de Sandra Cáceres

Un poquito de aquí y un tanto de allí, de donde sienta. Creía que escribir era una forma de desahogarme -Desahogar: Dar rienda suelta a una pasión o dejar que un sentimiento se manifieste abiertamente-. hasta que descubrí que las letras eran mi océano donde respirar. Periodista de carrera y escritora de fondo. Viajera. Más impulsiva de lo que se consideraría estrictamente necesario. Coleccionista de libretas y diarios. Congelando la relatividad del tiempo bajo estas teclas.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.