Bajo el agua

dfgg2

Espacio. Busco.

Despacio. Bajo el agua

Sería sumergirse, entonces.

Como se sumergen los pensamientos,

en la inmensidad de un lugar,

donde estos ya solo tienen color de agua.

Sería como desterrarse a un orgasmo.

Como advertir la caída de la predisposición,

que lo concreto ya no ve, ni quiere.

Refugiarse, más bien, en el no recuerdo

de nada. De qué ¿recuerdo?

En las dulces olas de la apnea

que menos transcendente lo hacen todo.

Cuando hundirse es mantenerse vivo

lo que queda ya no es externo,

lo de antes de nosotros, sino

el inesperado naufragio de la memoria.

Donde todo lo ilumina el sol.

Manto de seda transparente a través.

Donde no se puede vivir,

pero sí respirar.

Acerca de Sandra Cáceres

Un poquito de aquí y un tanto de allí, de donde sienta. Creía que escribir era una forma de desahogarme -Desahogar: Dar rienda suelta a una pasión o dejar que un sentimiento se manifieste abiertamente-. hasta que descubrí que las letras eran mi océano donde respirar. Periodista de carrera y escritora de fondo. Viajera. Más impulsiva de lo que se consideraría estrictamente necesario. Coleccionista de libretas y diarios. Congelando la relatividad del tiempo bajo estas teclas.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.