La Jungla de Calais desde dentro

Melettea ha nacido en una coyuntura de importantes movimientos migratorios. Es por eso que, desde el principio, hemos tratado desde varios puntos de vista la problemática de aquellos, ahora convertidos en nómadas, que deambulan por Europa en busca de una solución que Occidente no sabe darles.

Información de primera mano tiene Ana Igea, una vallisoletana que también emigró a Bristol y que, durante un tiempo, ha trabajado en el campo de refugiados que Banksy denunció ante la embajada francesa y en el que todavía viven más de 3.000 personas a la espera de cruzar el Canal de la Mancha o sufrir un definitivo desalojo.

¿Qué te ha llevado al campo de refugiados de Calais?

Vivo en Bristol y un amigo compartió en Facebook su intención de ir al campo de refugiados de Calais para trabajar como voluntario un mes, viajando en una furgoneta llena de nativos. Le escribí y le pregunté si tenía hueco para uno más. Pedí permiso en el trabajo y me fui con él.

 

¿Fue la curiosidad?

Empecé a leer sobre lo que estaba pasando en Calais y me pareció injusto que gente que está escapando de la guerra y el horror tenga que estar atrapada en un pedazo de tierra y barro, pensé que podría ayudar en algo.

 

¿Cuál es tu labor allí?

Estoy trabajando con una organización inglesa, Care4Calais, lo que hacemos es distribuciones de donativos que llegan al almacén, unas cuatro distribuciones al día. Distribuimos pantalones, camisetas, jerseys, chaquetas, comida, mantas…

 

¿De dónde sacáis todos los suministros?

Son donativos que la gente hace a la organización desde diferentes países: España, Inglaterra… Hay diferentes maneras de donar, se puede simplemente mandar un paquete al almacén de Care4Calais o a través de otras organizaciones españolas o inglesas que directamente recolectan los donativos y mandan un camión al almacén con todo lo que han recogido en los respectivos países. También, se pueden hacer donativos de dinero a la página web y la organización compra gas porque les hace mucha falta para cocinar, es una de las mayores necesidades junto con los zapatos.

 

¿Cómo es el primer contacto con los refugiados?

Los refugiados son todos adorables, les tengo mucho cariño. Siempre que vamos con la furgoneta ellos ya saben que va a haber una distribución, rápidamente se ponen a hacer cola (line).  Te miran y te preguntan, “¿line, line?”. Te van siguiendo y cuando paras la furgoneta, ya tienes una cola enorme de gente, son todos adorables. Te preguntan el nombre, de dónde eres. Cuando te vas integrando con ellos, son todos súper acogedores y muy generosos. Te invitan a comer la poca comida que tienen, la comparten contigo. Si hay solo una silla, te ceden el sitio, si hay una taza de té, te la bebes tú…

 

¿Cómo te comunicas con ellos?

En inglés, hay algunos que han estado un tiempo en Italia y entonces les hablo en español o un poco de italiano. Tenemos voluntarios que algunos hablan farsi, otros árabe, te ayudan y hacen de traductores, aunque al final por gestos nos acabamos entendiendo todos.

 

¿Cómo es el día a día de un refugiado? ¿A qué hora empieza a moverse el campamento?

Sobre las 11 de la mañana, por lo general se suelen acostar muy tarde. Se levantan, tienen su aseo personal, sin agua caliente. Hay unos grifos en la calle de agua fría y ahí empiezan su día lavándose como pueden. Comen en el Salam que es como una organización que da comida a algunos, otros comen de las distribuciones de nuestra organización o de diferentes puntos de distribución que están regidos por los líderes de la comunidad pero, son la organizaciones quienes abastecen principalmente. Consiguen comida de diferentes fuentes y las cocinan en sus casas si tienen gas o en el fuego de la leña.

 

Entonces, ¿todos los refugiados comen a diario?

No. No. No comen todos los días. Es complicado. A lo mejor tienen una o dos comidas al día. Lo justo para sobrevivir.

 

¿La seguridad de la zona y la frontera, desde que se creó el campamento, ha aumentado?

Hay mucha policía, la CRS, y es muy complicado pasar. Muchas veces cuando intentan pasar, se lesionan o mueren. Normalmente, cuando anochece, intentan pasar a Inglaterra saltando al tren o a los camiones o intentando pasar al ferry. Pasar a las vías del tren antes era más fácil pero han puesto muchísimas vallas con alambre de espino y cuchillas. Hubo un chico que se lanzó al tren, se cayó y lo partió por la mitad. Corren muchos riesgos. Cuando se lanzan a un tren o a un camión o saltan una valla con alambres de espino, se parten piernas, brazos, la nariz, se cortan dedos.

 

Entonces, se levantan, se asean un poco, comen lo que pueden, si pueden, y luego pasan el resto del tiempo intentando escapar de allí o viendo cómo pueden escapar.

Sí. Cuando están cansados de intentar pasar, se pasan toda la noche hablando. Son muy musicales, sobre todo los sudanís: tocan instrumentos, tienen como bares, sus propios bares, con música y a veces van ahí, se sientan, bailan… Nosotros a veces cuando vamos con la furgoneta les ponemos la música y bailamos con ellos. Por la noche es bastante peligroso, o intentan pasar o se quedan en grupo. Se juntan a hablar o a tomar un té o, como decía, escuchar música y tocar instrumentos.

 

¿Dirías que un refugiado que entra a un campo cambia la libertad por la seguridad?

En el campo no hay seguridad, ni libertad.

 

¿Cambian la libertad por una falsa idea de seguridad?

Sí. Ellos realmente lo que intentan es pasar a Inglaterra, al no poder, tienen que dormir en algún sitio. Mejor el campo que en la calle de Calais donde al final la policía te va a detener. Realmente no es un campo de refugiados  legal es un asentamiento ilegal de gente.

Ahí se empezó a quedar la gente cuando no podía pasar, se fue haciendo más grande y más grande pero no hay seguridad ninguna. Hay bastante violencia y los niños están bastante desprotegidos.

 

¿Cuáles son los principales problemas a los que tenéis que hacer frente?

Como organización, los principales problemas son intentar abastecer al mayor número de personas que puedas pero siempre hacen falta donativos. Los zapatos escasean mucho, ves mucha gente en chanclas por ahí y nosotros nos vemos sin donativos para hacer frente a ello. Por falta de donativos muchas veces no puedes hacer distribuciones. Luego, a veces, nos ha pasado que estamos haciendo distribución y la policía gasea el campo y tú tienes que cerrar la distribución e irte porque tampoco puedes exponer a los voluntarios que estás llevando al campo a que peligre su seguridad.

 

¿Y qué argumento da la policía para gasear el campo?

Que es un asentamiento ilegal, que eso no debería existir ahí y que la gente es violenta. Pero yo realmente con la gente no he tenido ningún problema.

 

¿Ha sido con los policías con los que has tenido problemas?

Sinceramente, sí. La policía francesa es bastante agresiva, por decirlo de alguna manera. Hay cosas que se pueden solucionar de forma diferente. No quieren que salgan del campamento para pasar y, entonces, para pararles, lo que hacen es que les asustan gaseando el campo para demostrar que es la policía quien tiene el poder, que ellos son los que deciden, los que mandan. Les asustan y, entonces, ellos no salen porque no quieren ser gaseados, ni golpeados. La policía lleva a cabo una táctica de terror.

 

¿Qué rol tienen los teléfonos móviles en la vida de los refugiados?

Es el único vínculo que les queda con sus vidas. Con los móviles ellos pueden comunicarse con su familia, con sus amigos, con la gente que está en sus países de origen o con la gente que está en Inglaterra. Muchos de ellos tienen familiares en Inglaterra y por eso quieren pasar. Es el único método de escapar de La Jungla (así es como llaman al campo), de dejar de estar entre el barro y la miseria, para vivir otra realidad, para escapar del presente en el que viven.

 

¿Dirías que todos los refugiados tienen móvil?

La gran mayoría.

 

Nos gustaría que nos contaras alguna historia con nombres y apellidos para acercar la problemática a los lectores de Melettea.

Recomiendo entrar en la web www.realfugees.tumblr.com para seguir historias reales escritas por gente real.

 

¿Cuál es tu opinión acerca de cómo el mundo se está aprovechandob de la crisis de los refugiados?

Personalmente, creo que los europeos no queremos ver la realidad de lo que está pasando. Estamos intentando deshumanizarles. Estamos intentando verles como animales para no empatizar con ellos, para no sentirnos culpables por lo que realmente es nuestra responsabilidad.

Nosotros como occidentales fuimos los que llegamos a sus países y los que hemos permitido que haya guerras ellos. Nuestro discurso es que ahí están porque ellos quieren, porque tienen problemas y que, claro, nosotros también tenemos problemas. Sus problemas son nuestra culpa y deberíamos ser capaces de ver que ellos son personas con vidas, que tenían vidas, que tenían sus carreras, que tenias sus trabajos, sus familias, coches, casas, sueños… Han tenido que venderlo todo, dejarlo y venir a un lugar supuestamente “seguro”.

Muchos de ellos ni siquiera quieren quedarse. Muchos de ellos simplemente quieren escapar de la violencia y, cuando la paz sea restaurada en sus países, volver, quieren estar en sus países.

 

¿Sabe la población Siria, o cualquier otra población, quiénes son los principales financiadores de la guerra?

Sí, se hacen una idea, muchos de ellos dicen: “yo en mi país estaban bien, hasta que los americanos no llegaron, no había problemas”. América fue el que dio armas a ciertas organizaciones porque querían acabar con ciertos regímenes, el resultado de eso fue armar a grupos y crear extremismos.

 

¿Cómo gestionan los refugiados sus traslados a Europa? ¿Hay mafias?

Hay mafia. Hay gente que se está aprovechando de estas situaciones. Muchos han pagado una media de 10.000€ con la promesa de llegar a Inglaterra y se han quedado estancados en Francia. Ahora que están en Francia hay ofertas para llevarles a Inglaterra escondidos por 8.000 libras. Hay gente que intenta pasar de manera ilegal e intenta pedir asilo, no se les está dando la opción, no se les está abriendo las fronteras. Esto pasa cuando ven que están 1, 2, 3 meses en una situación  insostenible, intentando hacer trámites legales para llegar a un país y no se sienten ayudados.

 

¿Qué opinión tienen los refugiados sobre Occidente?

Es diferente la opinión que tenían a la opinión que tienen ahora. Antes pensaban que en Europa había democracia real, que éramos civilizados, que se les iba a ayudar porque es occidente. Pensaban que se les iba a echar una mano pero, lo que ven ahora, es que se les ha abandonado en una situación horrible y nadie les está ayudando . Además, los medios de comunicación no están haciendo porque se sepa esta situación.

Lo que me decía uno de ellos: “¿por qué? ¿por qué esto no es lo que yo me pensaba? Esto no es Europa. Esto no son personas civilizadas, se nos está maltratando se nos está dejando aquí cuando lo único que queremos es estar a salvo y tener una vida normal. Solo queremos trabajar y mantener a nuestra familia, a nuestros hijos. Simplemente tener derecho a una vida digna”.

 

¿Qué saben los refugiados sobre las condiciones de vida de sus compatriotas cuando llegan a Europa?

Antes de venir no saben mucho, cuando llegan ya lo saben todo, se dan cuenta de que no es cierto y muchos de ellos se vuelven.

 

Mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Muchos de ellos lo venden todo y se lanzan a un viaje en el que invierten todo su dinero para llegar a un lugar a salvo.

 

Bueno, no será vender, será malvender porque ¿quién va a comprar algo en Siria, por ejemplo, ahora?

Los hay que ni malvenden porque lo han perdido todo. La mayoría no pueden llegar a donde quieren y no puede regresar a donde estaban, están atrapados en tierra de nadie.

 

Y tampoco quieren estar donde están.

Claro. Porque se les maltrata.

 

¿Dirías que la clase media es la clase predominante?

Hay de todo. Hay gente que tenía mucho dinero en su país de origen y por eso pudieron pagar el viaje. Éstos pudieron viajar en tren o en autobús teniendo que andar menos en lugar de estar 5 meses haciendo el viaje a pie. Pero al final han llegado a un punto en el que están todos al mismo nivel. Nos podría pasar mañana a ti o a mí.

 

¿Dirías que son una piña? ¿Se apoyan unos a los otros o hay individualismo?

El campo tiene áreas, por ejemplo el área de sirios, la zona de los sudaníes, la de Afganistán. Aun así, muchos de ellos viven en diferentes zonas porque comparten lenguaje y cultura . Muchos se apoyan unos a otros.

 

¿Hay peleas entre los refugiados?

Alguna hay pero, el mayor grado de violencia es entre la policía y los refugiados. Tienes que entender que son 6.000 personas en un área reducida y con un alto nivel estrés. Están juntando a la gente, están generando una situación de estrés para que haya conflictos y para poder terminar con el campo porque lo que ellos quieren es disolverlo.

 

¿Hasta cuando tiene permiso el campo?

Es un asentamiento ilegal. Al parecer se está diciendo que el  15 de Febrero lo quieren limpiar. Hay más organizaciones que intentan, recogiendo firmas, salvar La Jungla. Si conseguimos eso a lo mejor podemos ampliar un poco el tiempo para ver si se les permite pedir asilo en Inglaterra. Muchos de ellos no quieren pedir asilo en Francia por la manera en la que se les está tratando. Hay bastante brutalidad policial porque se les golpea, se les maltrata y se usa gas lacrimógeno. Es inhumano. “Yo quiero ir a un sitio en el que me traten como una persona humana, un sitio en el que pueda seguir estudiando seguir trabajando, ahorrar, comprarme una casa, comprarme un coche, irme de vacaciones…”

Una vida digna.

Ellos dicen: “Aquí no estamos viviendo, estamos sobreviviendo”.

 

¿Con qué palabra resumirías toda tu experiencia? Una positiva y una negativa.

 Desesperación y resiliencia.

 

 

Fotografía: Ana Igea

 

Acerca de Javier Vivar

Varón, raza blanca, 65-75Kg y entre 1,75-1,85m de altura. Natural de los arrabales de un reino que no me da suelo, lo que me hace comer techo y buscar alivios cinematográficos. Empecé por la cocina pero se me quedó un poco sosa, así que resolví con un testeo más internacional del cual me paraliza su inmensidad
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.