Ejercicio

Paredes blancas y decoración minimalista. Precisa una mano de pintura pero no me desagrada. Me atrevería a decir que ha sido diseñado por Dieter Addams, con su exquisito gusto por lo sencillo y directo.

Estoy bien vestido con una elegante camisa blanca que, aunque algo estrecha, me sienta francamente bien, de hecho, percibo como la muchacha de en frente me mira con intención de seducirme, algo que me halaga tremendamente. Voy a pensar si pedirle que me acompañe esta noche a cenar algo por el centro, sería una ocasión perfecta de presumir de piernas bonitas ante mis colegas de profesión mientras tomamos un Ribera de Duero a temperatura ambiente, sin sonar descortés, por supuesto.
Pero habrá que dejarlo para más tarde, hermosa muchacha, porque por ahí viene mi hombre. Vaya, el sí que es elegante, solo le hace falta la bata blanca para imponer respeto entre todos los presentes, admiración absoluta es lo que siento por él, un hombre de los pies a la cabeza. Tengo grandes esperanzas para esta reunión, estoy seguro de que las negociaciones se desarrollarán como la seda (clic) ¡SEDACIÓN! Eso es lo que intentan, con las paredes blancas, que lo único que quieren es volverme loco, loco, ¿loco?, acabar con mi cordura y teñirla de color gris para reírse de mí. Esta camisa… esta camisa ¡Que no! Me aprieta y no me deja respirar, ni pensar en poesía, ni recitar a Shakespeare. No me dejan cantar a dúo sin inyectarme. La señora de en frente ha llamado a alguien, ha dado la voz de alarma… alarma. Me quiere muerto, pero si acabo antes con ella no habrá problema, diré ante el tribunal de Señores Unicornios que fue en defensa propia y podré vivir feliz en mi ciudad, siendo un señor respetable…
Ahí viene el doctor, con la ridícula bata blanca e inyecciones en la mano para hacerme feliz. Amigos, aquí acabo, después de esto no hay más genio que escriba, ni que cante. No hay más genio que el que murió entre las cuatro paredes del psiquiátrico trece

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.