Mar López, diseñadora y activista: “Ser voluntario es una experiencia que te marca muy positivamente, te vuelve a conectar con lo que significa ser humano”.